Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

El pasado lunes al atardecer, un turista estaba visitando la ciudad de Cozumel, un paradisíaco emplazamiento en una isla del Caribe mexicano. En una ruta en la playa junto a la orilla, se encontró con una gran tortuga que necesitaba ayuda, puesto que se había quedado boca arriba al salir de una tubería, y no era capaz de darse la vuelta.

“Al principio, pensé que que estaba muerta, pero de repente ví desde lejos cómo parpadeaba”, asegura el turista. “Mi obligación era ayudarla”.

Entonces, dejó la cámara grabando sobre una roca, y empujó a la tortuga hasta que consiguió girar a la tortuga. Rápidamente, el animal buscó el camino hacia el mar. Aquí mostramos las preciosas imágenes del momento.

¿Quiere dejar un comentario sobre esta historia? Puede opinar en nuestra página de fans de Facebook.
Etiquetado en: