Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Cada vez más, en los pueblos y comunidades de México vemos bodas y matrimonios cada vez más fastuosos, donde los gastos se disparan quizá para intentar impresionar a los amigos y familiares con la ceremonia más pomposa y original. En muchas de ellas se gastan miles de pesos en conceptos que van desde el anillo de compromiso hasta la luna de miel, pasando por las flores, los trajes y vestidos de los novios, el banquete, las fotos, la música, los cada vez más sofisticados detalles…

Parece que no podemos escapar del aumento del consumismo en nuestras vidas, que no deja en paz ni siquiera el mundo del amor. Pero si te vas a casar próximamente, eres de los que no les gusta gastar, y tienes miedo a parecer un tacaño, tenemos un gran argumento para ti: la ciencia ha demostrado que cuanto más costosa sea la boda, más probabilidades existen de que el matrimonio se separe.

Boda en México

En el estudio científico llevado a cabo por Andrew Francis-Tan (Universidad de Singapur) y Hugo M. Mialon (Universidad de Emory), titulado “Un diamante es para siempre y otros cuentos de hadas. La relación entre los gastos de la boda y la duración del matrimonio” consiguieron demostrar que “la duración del matrimonio está inversamente relacionada con el gasto en el anillo de compromiso y la ceremonia de boda”. Así, literalmente. Y para ello evaluaron datos de, ni más ni menos, 3.000 personas casadas en Estados Unidos, analizando la asociación entre el gasto en bodas y la duración del matrimonio.

Boda en México

Por ejemplo, estos dos investigadores descubrieron que aquellos que se gastaban entre 2,000 y 4,000 dólares en su anillo de compromiso mostraban una probabilidad 1.3 veces mayor de divorcio que aquellos que su gasto fue de entre 500 y 2,000 dólares. Y Francis-Tan y Mialon también consiguieron demostrar que si el total de la ceremonia de la boda costó menos de 1,000 dólares, la probabilidad de que el matrimonio acabe en un divorcio disminuye notablemente en comparación con otras bodas que costaban más de 20,000 dólares. Además, si los gastos de la boda están realmente asociados con el estrés de devolver una deuda contraída para pagarlos, entonces es posible que aumente la probabilidad de disolución matrimonial, sugiriendo un vínculo entre el estrés económico y el divorcio

Por otra parte, descubieron que la combinación de unos ingresos económicos relativamente altos del hogar junto a una asistencia de invitados a la boda relativamente alta se asociaban significativamente con un menor riesgo de divorcio. En cuanto a la cuestión de la luna de miel, el estudio no resultó concluyente en referencia a si el precio que se destina influye o no en el éxito del matrimonio, por lo que quizá sea un buen consejo invertir en este aspecto.

Las fotos utilizadas tienen algunos derechos reservados

¿Quiere dejar un comentario sobre esta historia? Puede opinar en nuestra página de fans de Facebook.
Etiquetado en: