Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

En la mayoría de los países de Hispanoamérica se utiliza el sistema de ‘doble apellido’ (apellido paterno y materno) para identificar a las personas. Esta costumbre se inició en España a principios del siglo XIX para poder distinguir a un individuo de otro con el mismo nombre y mismo apellido paterno.

También la costumbre adoptó que en primer lugar se utilizaría el apellido paterno y, en segundo lugar, el materno. Sin embargo, en algunos países como España existe la libertad de que las parejas puedan intercambiar este orden. En otros, como México, esto no es posible, aunque Jessica Reinah Serrano acaba de iniciar el proceso para que esto no sea así en nuestro país.

Esta ciudadana de Puebla, según informa el diario ‘Proceso’, ha ganado un juicio para que su hija Amelie sea la primera niña en México que disponga en primer lugar del apellido materno. Se trata de la primera sentencia de un tribunal que reconoce el derecho de los hijos de tener el apellido materno antes que el paterno. La mujer consiguió defender la causa de su hija, la cual tenía dos actas de nacimiento: la primera, tramitada por Jessica Reinah como madre soltera (con el apellido materno en primer lugar), y la segunda, tramitada su expareja cuando reconoció la paternidad sobre la menor (con el apellido paterno en primer lugar).

Jessica Reinah defiende que este derecho “lo puede tener cualquier mujer, aun cuando no sean madres solteras y sean divorciadas, casadas o vivan en unión libre”. Así mismo, asegura que la ley sólo menciona que los hijos deberá tener “el apellido de los dos padres”, pero que realmente no especifica el orden. Por ello, defiende que el hecho histórico de aparecer primero el del padre es “producto de costumbres e inercias”.

¿Quiere dejar un comentario sobre esta historia? Puede opinar en nuestra página de fans de Facebook.
Etiquetado en: