PueblosAmerica.com

Un pueblo de México acoge la primera comunidad de casas fabricadas con impresoras 3D

        

En un pequeño pueblo de México se están comenzando a instalar viviendas creadas con una gigantesca impresora 3D, la primera comunidad de este tipo de todo el planeta. Cada casa tarda en construirse tan solo 24 horas, y permite que familias locales de bajos ingresos pasen de alojarse en una cabaña a vivir una casa de dos dormitorios. ¿Podría ser esta tecnología parte de la solución global al problema de la vivienda en las zonas rurales?

Casas impresas en 3D en pueblo de México

'New Story', una organización sin fines de lucro que es pionera en la construcción de soluciones para poner fin a la falta de vivienda en todo el planeta, ha creado la primera comunidad de casas creadas con impresoras 3D de todo el mundo. El conjunto de viviendas está oficialmente en marcha y son resistentes casas de unos 46 metros cuadrados, que fueron impresas en 3D en aproximadamente 24 horas de tiempo de impresión a lo largo de varios días por ICON, una empresa de Austin Texas de tecnologías de la construcción, que cuenta con impresoras 3D de gran tamaño para fabricar construcciones. El objetivo de la alianza: que la innovación y la tecnología sirva para ayudar a los que más lo necesitan.

Las casas construidas están ubicadas en un pequeño pueblo mexicano del Estado de Tabasco, y serán otorgadas a familias locales que actualmente viven en la pobreza extrema y en refugios improvisados e inseguros. La comunidad de viviendas impresas en 3D contendrá 50 casas en total. En un vídeo al final de esta página web, se pueden observar detalles de la comunidad, sus gentes, y de cómo ha sido construido.

Habitantes de las casas impresas en 3D en pueblo de México
Chabolas en el pueblo antes de las nuevas viviendas

Habitantes de las casas impresas en 3D en pueblo de México
Interior de las casas construidas con impresoras 3D

Después de 18 meses de planificación, New Story e ICON, con la colaboración de 'Échale' (una organización mexicana sin ánimo de lucro), han completado las dos primeras casas impresas a través de la impresora 3D llamada 'Vulcan II', diseñada para trabajar bajo las restricciones que son comunes en las zonas rurales. La tarea no ha sido fácil, puesto que ha habido cortes de energía eléctrica, frecuentes en estas zonas rurales de México, y las lluvias han inundado frecuentemente los caminos de acceso a la obra. Esta impresora, diseñada para hacer frente a la escasez de viviendas para las poblaciones vulnerables, es la primera de su tipo.

Las casas impresas en 3D cuentan con dos dormitorios, una sala de estar, cocina y baño, y han sido co-diseñadas con el feedback y opiniones de las familias que vivirán en ellas. Las viviendas han sido creadas para satisfacer las necesidades específicas de la comunidad en la que habitan. Las casas se encuentran dentro de una zona sísmica (bastante común en México), y la comunidad y sus hogares han sido diseñados por encima de los requisitos de seguridad estándar, incluyendo cimientos robustos para asegurar que los hogares durarán por generaciones. También incluyen innovaciones constructivas, como paredes curvas y celosías que crean un mejor flujo de aire dentro de la vivienda.

La organización 'New Story' ayuda a familias que necesitan refugio desde su fundación hace apenas cinco años. Su equipo de colaboradores ha construido más de 2.700 viviendas, ayudando de esta manera a más de 15.000 personas, utilizando métodos tradicionales de construcción en Haití, El Salvador, Bolivia y ahora México. En los últimos dos años, se han invertido miles de horas y millones de dólares en el desarrollo de soluciones innovadoras y en I+D para ayudar a construir, de una manera más rápida y cómoda, mejores viviendas para el sector de la vivienda social global.

Habitantes de las casas impresas en 3D en pueblo de México

La asociación con la empresa tecnológica ICON, permitiendo así el uso de sus impresoras 3D, hace que 'New Story' pueda impactar más rápidamente en más familias, a la vez que mejora la calidad y la flexibilidad del diseño. La esperanza es que este proyecto de I+D sirva de inspiración en el sector en su conjunto. A través de la tecnología, el software y el material avanzado, los equipos aprenderán, iterarán y luego compartirán el aprendizaje con otras organizaciones sin fines de lucro y gobiernos para ayudar a todos a mejorar y llegar más rápido a las familias de diversos pueblos de México.

Las familias que vivirán en esta comunidad han sido preseleccionadas y se mudarán cuando la comunidad haya terminado. Las familias se seleccionan en base a la necesidad, y en esta comunidad concreta de Tabasco el ingreso familiar medio es de 76.50 dólares por mes, siendo uno de los valores más bajos del conjunto de México. Al ser encuestadas, el 74% de las familias declararon que no se sienten seguras en sus condiciones de vida actuales, y que esta situación afecta en gran medida a su calidad de vida. 'New Story' ha colabroado funcionarios del gobierno local para encuestar a más de 500 familias de la zona y así, las familias seleccionadas para esta comunidad creada con impresoras 3D son las 50 familias con mayor necesidad económica y física. La mayoría de las familias en esta área provienen de una población indígena que históricamente había sido excluida de los programas gubernamentales.


A través de la asociación con el gobierno local, la comunidad impresa en 3D formará parte de un plan comunitario más amplio para toda este área municipal de México y sus pueblos. Las familias tendrán acceso a espacios verdes, parques, servicios comunitarios y servicios básicos a través de este plan maestro proporcionado por el gobierno local.

Según cuenta Alan, de 8 años, futuro residente de la casa impresa en 3D, lo que más le entusiasma de su nueva casa es "tener mi propia habitación donde pueda leer". "Donde vivo ahora, no podemos leer mucho, porque cuando nuestros padres nos compraban libros, siempre se mojaban por la lluvia que entraba por el techo. Estoy emocionado por leer en mi nuevo hogar.", afirma este niño.

Habitantes de las casas impresas en 3D en pueblo de México

Los padres, así mismo, también están muy ilusionados con las nuevas construcciones. "En la nueva sala de estar, mis hijas tendrán un lugar para jugar. Una de ellas acaba de empezar a gatear, y ahora puede gatear con seguridad en nuestra propia casa, sin quedar atrapada en el barro. En mi casa, siempre la mantengo en la cama, desde la cama hasta los brazos y desde los brazos hasta la cama. Aquí pueden estar cómodos y en casa", comenta Isela, madre de 2 hijas, y futura residente de la casa impresa en 3D instalada en uno de los miles de pequeños pueblos de México, que ahora tienen una esperanza más de desarrollo.
foto de México

foto de México

foto de México