Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Muchas a veces nos hemos preguntado de dónde procede la peculiar letra ‘Ñ’ de nuestro idioma, esa letra con un rabito encima que solamente existe en el español (y en algunas otras lenguas como el asturiano, el gallego, el filipino o el wólof).

La historia se remonta a la Edad Media, cuando los escribas medievales que existían en la Península Ibérica tenían que copiar ¡a mano! todos los documentos (en latín, por aquella época). Esto suponía muchas horas de trabajo, y comenzaron a abreviar las palabras que copiaban, y apareció una pequeña tilde (denominada ‘titulus’) para realizar estas abreviaturas.

Con el paso de los años, esta pequeña tilde solamente se dejó para su uso en la abreviatura de algunos casos:
– las palabras con doble ‘N’, como ‘annus’ (que se convertió en ‘año’), o como ‘donna’ (que acabó siendo ‘doña’).
– las palabras con sonidos nasales, como ‘senior’ (que finalmente fue ‘señor), o ‘ligna’ (que ahora es ‘leña’).

Origen Letra Eñe
Fuente: Pictoline

Así que cada vez que usemos una palabra que incluya la letra ‘Ñ’ nos acordaremos de los escribas medievales que popularizaron su uso.

Si le ha gustado esta pictrografía sobre la letra ‘Ñ’, no dude en visitar el Facebook de Pictoline, un espacio donde acceder a decenas de explicaciones de noticias o hechos a través de intuitivos gráficos.

¿Quiere dejar un comentario sobre esta historia? Puede opinar en nuestra página de fans de Facebook.
Etiquetado en: