Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Este invierno, un joven noruego vió como un pato estaba a punto de fallecer debajo del hielo de un lago casi congelado.

No se lo pensó dos veces, se quitó la ropa, y se lanzó al agua helada para salvar al animal.

Por suerto, logró su objetivo, y en la foto posa junto a su nuevo amigo. ¿En México habríamos actuado así? ¿Usted habría hecho lo mismo?

pato-noruego-1

pato-noruego-2

pato-noruego-3

pato-noruego-4

¿Quiere dejar un comentario sobre esta historia? Puede opinar en nuestra página de fans de Facebook.
Etiquetado en: